Una lingüista al rescate de la humanidad

El sesgo antropocéntrico que poseemos nos hace creer que todo lo que comunica debe utilizar un tipo de lenguaje similar al nuestro. Terrence Deacon lo explicaba si en 1997:

“no sabemos cómo hablar de comunicación sin pensar en lenguaje. Buscamos análogos de palabras y frases en llamadas [de otras especies], nos preguntamos si ciertos gestos tienen significado, consideramos la presencia de de combinación y secuenciamiento como indicación de sintaxis […] tenemos un serio problema con [nuestro] lenguaje como un modelo a partir del cual podemos analizar la comunicación de otras especies.” (traducción propia)

Eduardo Kohn lo expresa claramente cuando se refiere a nuestra tendencia a mezclar-confundiendo (conflate) representación con lenguaje (2007). ¿Cómo hacer antropología sin usar lenguaje? La respuesta está en el ‘giro ontológico’.

“Desde hace un tiempo se observa un desplazamiento del centro de interés en las ciencias humanas hacia los procesos semióticos como la metonimia, la indexicalidad y la literalidad: tres maneras de rechazar la metáfora y la representación (la metáfora como esencia de la representación), de privilegiar la pragmática por encima de la semántica y de dar preferencia a la coordinación antes que la subordiancion”. (Viveiros de Castro, 2010:95)

En películas como la siguiente (clásica invasión por un Otro) se ve el dilema que realmente se encuentra en el seno de todo lo eurocéntrico, incluyendo toda la academia nacida en Europa. ¿Qué sucede si a la hora de mirarnos la cara con un Otro no hay subordinación y estamos obligados a la coordinación?   ¿Qué sucede si quizás no hay voluntad de coordinar y terminamos siendo subordinados? H. G. Wells…

 

  • Deacon, T. (1997). The Symbolic Species. NY: Norton.
  • Kohn, E. (2013). How forests think : toward an anthropology beyond the Human. LA: University of California Press.
  • Viveiros de Castro, E. (2010). Metafísicas Caníbales. Madrid: Katz.

 

Arrival (2016)

 

Advertisements